Para activar medidas inmediatas de atención a quienes se encuentran en situación de riesgo por la influenza A(H1N1), autoridades estatales se reunieron con más de 50 alcaldesas y alcaldes, así como con representantes municipales.

En el auditorio del Centro Estatal de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana (Cepredey), la secretaria General de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, pidió a las y los asistentes responsabilidad al momento de abordar el tema, con la finalidad de contener el padecimiento.

Debemos garantizar acciones en favor de la población para evitar que el virus se propague. La influenza sólo se detiene con prevención, por eso debemos hacer la parte que nos corresponde; asimismo, no acudir a sitios concurridos, no salir a la calle si estamos enfermos, no auto medicarnos y lavarnos las manos constantemente, declaró.

La funcionaria insistió en que es momento de ocuparse porque el fin del periodo escolar ha ayudado a que no detonen los contagios, por lo que hay que comunicar con precisión y atender a las y los habitantes del territorio.

Si en sus comunidades hay personas que presenten síntomas, el primer paso es llevarlo al centro de salud, esa es la tarea que nos incumbe, poner en manos de especialistas los casos sospechosos“, subrayó.

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, solicitó a las y los presidentes municipales sumar esfuerzos para promover estas medidas y romper las cadenas de transmisión.

De la misma forma, destacó la trascendencia de realizar un diagnóstico oportuno, por ello detalló ante la concurrencia información que les permitirá orientar a sus demarcaciones para identificar a quienes exhiban los factores de riesgo de dicha patología.

Mendoza Mézquita explicó que la influenza se presenta todo el año en el centro y norte del país, aunque con mayor frecuencia en otoño e invierno. Para la Península de Yucatán, que es una región subtropical, el incremento se da durante la temporada de lluvias comprendido de junio a septiembre.

Añadió que el panorama actual indica que en la semana epidemiológica número 28 los casos estudiados son 998, de los cuales se han confirmado 92 con cuatro defunciones; los datos se hacen oficiales mediante la validación del nivel federal de acuerdo con la normatividad.

El titular de la dependencia insistió en la importancia del diagnóstico oportuno para proporcionar el tratamiento tempranamente y evitar las complicaciones. Recordó que los grupos con mayor riesgo son las personas con obesidad, diabetes e hipertensión descontroladas, asma, tabaquismo, cardiopatías, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), inmunosupresión e insuficiencia renal crónica.

Dijo que de octubre de 2017 a marzo de 2018, se empleó en el estado 625 mil 373 dosis de vacunas contra la influenza, con una inversión de más de 37 millones de pesos, de los cuales la Secretaría de Salud asumió más de 17 millones. Los biológicos se distribuyeron en las 290 unidades médicas de dicha instancia, así como de los Institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Asimismo, dio a conocer que participaron 83 aplicadores y aplicadoras de contrato, así como 28 voluntarios, para actividades de campo. Se inmunizó a las poblaciones de los Centros de Readaptación Social (Cereso) y de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede), y albergues de personas adultas mayores.

Finalmente, recalcó que los informes epidemiológicos de las vías oficiales son las únicas fuentes confiables para mantenerse enterado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here