Raúl Paz cede a la vanidad de un doctorado patito

doctorado

A sus 42 años de edad, el senador yucateco Raúl Paz Alonso no se pudo resistir a la vanidad de un doctorado y terminó cediendo a uno patito.

Así lo presumió: “Ayer en la UNAM, recibí el grado de Doctor Honoris Causa, grado que otorga el IMELE a los líderes de excelencia por nuestra labor y compromiso social, agradezco este valioso reconocimiento”, escribió el 21 de noviembre.

El IMELE es el Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia, una organización que a nivel nacional es cuestionada por facilitar Doctorados Honoris Causa a políticos necesitados de reconocimiento.

Hoy Raúl Paz forma parte del claustro doctoral del IMELE junto a personajes como Jaime Maussán, investigador OVNI; Carlos Trejo, cazafantasma mexicano; Carlos Villagrán; “Kiko” en el Chavo del 8 y Rosa Gloria Chagoyán, Lola la Trailera.

El columnista del periódico Crónica, Leopoldo Mendívil, relató que a finales del 2016 conoció el caso de un abogado al que le ofrecieron un Doctorado del IMELE.

Este doctorado tiene un costo de 40 mil pesos

-Recibió la invitación de un organismo denominado IMELE para hacerse acreedor a un Doctorado Honoris Causa por la accesible suma de 40 mil pesos y acompañada por un curriculum vitae del organismo con todos los ingredientes aptos para enaltecer su calidad e importancia- precisa.

El caso lo llevaron a la Secretaría de Educación Pública donde les enviaron la siguiente información:

En relación con las actividad que realiza la institución presuntamente denominada ‘Instituto de Líderes de Excelencia’ (IMELE), me permito informarle lo siguiente:

Los reconocimientos denominados ‘Doctorado Honoris Causa’ no constituyen un servicio educativo, no están vinculados a un plan y programa de estudios ni implican la certificación de ningún nivel educativo.

Es muy importante puntualizar que formalmente no corresponden a un Doctorado ni a ningún otro tipo de posgrado y por lo tanto no son susceptibles de registro ante la Dirección General de Profesiones ni a la obtención de una cédula.

Se trata simplemente de reconocimientos al mérito que diversas instituciones otorgan a quienes ellos determinan con base en sus protocolos y disposiciones internas.

El marco jurídico vigente aplicable en materia de incorporación de estudios no prevé ninguna disposición que regule el otorgamiento de dichos reconocimientos, de manera que normativamente las autoridades educativas carecen de atribuciones para intervenir respecto a de este tipo de asuntos.

Abre SEP investigación sobre IMELE

No obstante, en el caso particular que nos ocupa, la información difundida por IMELE a través de su página electrónica (http://www.imele.com.mx) señala que cuenta con una oferta educativa integada supuestamente por bachillerato acreditado a través de un examen, diversas licenciaturas y posgrados, señalando que se trata de estudios con reconcimiento de validez oficial.

doctorado

Derivado de la consulta a los archivos de esta unidad administrativa y toda vez que no se especifica ni la autoridad que lo otorgó ni la referencia precisa de los acuerdos incorporados correspondientes y ni siquiera se presenta un mapa curricular de los planes de estudio, puede inferirse que realmente no se imparten dichos estudios, o bien, carecen de reconocimiento de validez oficial, lo que implica incumplimiento a las disposiciones del artículo 59 de la Ley General de Educación.

Esta circunstancia sí da pie a que en ejercicio de sus atribuciones, esta unidad administrativa practique visita de inspección por el incumplimiento al referido ordenamiento y, de ser el caso, se inicie procedimiento administrativo de sanción, pero la competencia para actuar se ciñe únicamente al tema de la publicidad indebida.

En este sentido se ordenará la práctica de la visita de inspección a la brevedad.

Te invitamos a adquirir estos productos en Amazon:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here