Google dedica su Doodle de este domingo a la memoria Mario Moreno Cantinflas con motivo de los 107 años del nacimiento de este cómico mexicano, quien llegó a ser considerado el Charles Chaplin de México.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes es el nombre completo de este actor que nació en la ciudad de México el 12 de agosto de 1911 y en su exitosa carrera dejó una marca imborrable en la tradición del humor de habla hispana a partir del uso del lenguaje.

El humor de Cantinflas se caracterizó por una carga muy fuerte de aspectos lingüísticos del habla mexicana, tanto en la entonación, como en el léxico y la sintaxis.

 

Fue tan celebrado por todos los países hispanohablantes que incluso surgieron nuevas palabras a partir de él: la Real Academia Española incluyó el verbo cantinflear (hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia) y las palabras cantinflas y cantinflada en su diccionario en 1992.

Posteriormente añadió los adjetivos cantinflesco, cantinflero y acantinflado y el sustantivo cantinfleo.

Cuenta una crónica, supuestamente verificada por el fallecido intelectual mexicano Carlos Monsiváis, que la noche que un joven y nervioso Mario Moreno se presentaba como cómico en la carpa Ofelia, allá por los años 30 del siglo pasado, el pánico escénico hizo que olvidara por completo su monólogo.

Recibe las noticias de Reflejo Público en tu WhatsApp, escribe tu número y envíalo

Preso del miedo y la desesperación, Cantinflas “comenzó a decir lo primero que le venía a la mente, en una completa emancipación de palabras y frases, y lo que sale es una brillante incoherencia”, según cuenta Monsiváis, “y él se da cuenta de que el destino ha puesto en sus manos la característica distintiva, el estilo que es la manipulación del caos”.

En una de sus presentaciones, continúa el intelectual, una persona molesta por los sinsentidos del mimo, le grita: “¡Cuánto inflas!”, o bien “en la cantina inflas” —refiriéndose a inflar en su sentido coloquial de ingerir bebidas alcohólicas—; la contracción se crea y el nombre artístico queda definido para la posteridad.

El personaje de Cantinflas  le permitió a Moreno forjar una carrera cinematográfica que le incluyó participaciones en Hollywood, con una participación en película “La vuelta al mundo en ochenta días” (1956), de Michael Anderson. Al año siguiente esa actuación le valió nada menos que un Globo de Oro como mejor actor en comedia o musical.

En Estados Unidos también protagonizó la película “Pepe” en 1960, por la que nuevamente fue nominado.

Cuando murió el 20 de abril de 1993 a causa de un cáncer de pulmón, miles de personas se reunieron para su funeral, un evento nacional que duró tres días. Fue homenajeado por muchos jefes de Estado y por el Congreso de los Estados Unidos, que mantuvo un minuto de silencio por él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here